Asociacion Civil Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico

Foto: Proyecto Tatú Carreta

Equipo del proyecto

Región

Gran Chaco

Objetivos y lineas de trabajo

1) Establecer del primer estudio ecológico a largo plazo sobre el tatú carreta en el Gran Chaco argentino e identificar los factores ambientales y antrópicos que determinan su presencia.

2) Evaluar su rol ecológico de la especie como ingeniero de ecosistemas. 

3) Evaluar los patrones de movimiento y las necesidades de hábitat la especie  para identificar y promover corredores de conservación en la región.

Historia del proyecto

Este proyecto fue creado en el año 2017 como fruto de la colaboración con el Projeto Tatu Canastra de Brasil (www.giantarmadillo.org). Desde el año 2010 el grupo brasileño lleva adelante el primer proyecto a largo plazo enfocado en el estudio y conservación del tatú carreta (Priodontes maximus) en distintas ecorregiones de Brasil. De allí surgió la necesidad de abordar la situación de esta especie en su distribución más austral, en la región chaqueña Argentina,  donde se conoce poco sobre su ecología y estado de conservación. Esto, sumado al trabajo desarrollado por el Proyecto Yaguareté (link) en la región chaqueña, que posibilitó recabar información preliminar sobre algunos aspectos del estado poblacional del tatú carreta en el Gran Chaco, sentó las bases para establecer un proyecto focalizado en esta especie emblemática de la región. Debido a su naturaleza críptica, el proyecto comenzó basado en la búsqueda de evidencia indirecta de la presencia del tatú carreta, utilizando sus madrigueras y otras excavaciones, y cámaras-trampa para su monitoreo. El tatú carreta construye numerosas y grandes madrigueras, mucho mayores que las de cualquier otro armadillo, donde se refugia durante las horas del día y obtiene alimentos. Estas madrigueras, además, proveen refugio contra depredadores y temperaturas extremas, y generan fuentes de alimento, que son aprovechados por otras especies. Por ello, el tatú carreta es considerado como un ingeniero de ecosistemas, uno de los aspectos que es abordado por este proyecto. Este proyecto comenzó con en el estudio del tatú carreta en sitios de mayor protección de la región del Chaco semiárido y donde la presencia de la especie estaba confirmada: el Parque Nacional Copo, en la provincia de Santiago del Estero, y el Parque Nacional El Impenetrable, de la provincia del Chaco. Luego, se fue ampliando a  áreas protegidas provinciales, como el Parque Provincial Loro Hablador y el Parque Provincial Fuerte Esperanza de la provincia del Chaco, y tierras privadas vecinas. Hasta el momento se ha confirmado la presencia de la especie en todas las áreas protegidas mencionadas y en algunas de las áreas privadas, y el uso de sus madrigueras por otras especies de vertebrados, pero parece ser una especie poco abundante y sensible a los disturbios humanos.

La especie, características y situación

El tatú carreta es el armadillo viviente de mayor tamaño, llegando a una longitud total de 150 cm y a los 40–60 kg de peso en vida silvestre. Es un animal fosorial (es decir, adaptado para excavar y que pasa gran parte de su vida dentro de sus madrigueras), de hábitos nocturnos y con una dieta basada en hormigas y termitas. Son capaces de recorrer varios kilómetros durante sus períodos de actividad y cada individuo puede excavar una nueva madriguera cada tres días abandonando las anteriores. A pesar de ser una especie naturalmente rara y poco abundante, su distribución geográfica cubre 12 países de Sudamérica al este de Los Andes, desde Colombia, Venezuela y la Guayana Francesa en el norte, hasta Paraguay, Brasil y el norte de Argentina como límite sur. El tatú carreta está categorizado globalmente como Vulnerable con tendencia poblacional decreciente por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. En Argentina, la especie está restringida a la región chaqueña, y ha sido categorizada como En Peligro de extinción por la Sociedad Argentina de Estudios de los Mamíferos (SAREM), donde las principales amenazas identificadas son la pérdida y degradación del hábitat, a lo que se suma la captura de ejemplares para el comercio ilegal, como mascota, colecciones privadas y como trofeo. Por su rol como ingeniero de ecosistemas, la declinación de esta especie podría disminuir la disponibilidad de microhábitats, aumentar el riesgo de depredación y reducir la disponibilidad de alimentos y refugios en los paisajes donde está presente, lo que a su vez puede traer aparejado efectos en cascada en la comunidad.

Apoyan nuestro proyecto

Proyecto en los medios

¿Qué estamos haciendo?

El Proyecto Tatú Carreta – Región Chaqueña tiene como objetivo establecer el primer estudio ecológico a largo plazo sobre el tatú carreta en la Argentina, para identificar los factores que determinan su presencia, conocer su rol ecológico y evaluar su estado de conservación, y así promover en el desarrollo de un plan de manejo y conservación de la especie en la Argentina.  A través del uso de una combinación de técnicas estándar y novedosas, este estudio generará una base sólida de conocimiento sobre la ecología y el comportamiento del tatú carreta. Así también, se ajustarán y sentarán metodologías para monitorear y generar mayor información en el largo plazo sobre esta importante especie.

Galería de imágenes

Publicaciones científicas